Escalada y fútbol, ¿no, no, no?

Ayer estaba escalando en un gimnasio de boulder al que suelo ir y donde no es extraño que me encuentre con amigos y conocidos. De hecho, me encontré con varios.

Ayer también era el partido de ida de la semifinal de la Liga de Campeones en que Bayern Munich terminó aplastando al Barcelona.

La verdad es que lo quería ver, así que cuando faltaban 15 minutos para que empezara, y después de darle duro al entrenamiento por algo menos de dos horas, me fui para casa.

Cuando me iba, pasé a saludar a los amigos que me había encontrado. Se repitió un ritual habitual, en el que quien se queda le pregunta al que se va “¿cómo? ¿ya te vas?” y el que parte responde “sí, estoy liquidado, hace x horas que estoy acá” o “hoy se me agotaron las fuerzas”, todas respuestas que son recibidas con asentimientos comprensivos, cómplices.

Pero esta vez también dije que quería llegar a ver el partido. Primero, cara de incredulidad, luego pregunta sobre quién jugaba, finalmente, ante la respuesta, hombros encogidos y total desinterés.

Y ahí me di cuenta: al menos en Reino Unido, al menos entre la gente que escala que yo conozco, parece haber un absoluto desinterés por el fútbol (no un interés tranqui, sin fanatismo, como el mío; directamente cero interés). ¿Será casualidad, o habrá algún tipo de relación causal? ¿Será igual en otros países?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s