Progresión: primeros HVS en escalada clásica, en el Peak District

Via en Stanage

Via en Stanage

El fin de semana pasado hice de primero, entre otras, dos vías HVS de escalada clásica (más sobre escalada clásica en este viejo post), en el Peak District, cerca de la ciudad inglesa de Sheffield.

Nunca lo había hecho en ese grado, sí de segundo. Me dio mucha alegría, porque le tenía mucho respeto. Para quienes escalan grados muchísimo más altos con soltura esto parecerá pueril, pero los que están más cerca de mi estándar entenderán. En todo caso, en cualquier progresión de dificultad, las sensaciones y los estadíos por los que se pasa deben ser similares.

Yo creo que finalmente logré hacerlo por la combinación de varios factores: estar relativamente bien físicamente (aunque, sin embargo, no en mi mejor momento); haber ido con la idea de escalar de primero sólo VS (el grado anterior) y con una vaga intención de intentar hacer HVS, habiendo escalado VS en forma bastante consistente en las anteriores salidas de ecalada clásica; una cierta serenidad y motivación a la hora de enfrentar las dificultades de las vías; y el sentirme confiado con quien me daba seguro.

Videito del primero de los dos días

Overhanging Wall

La primera de las dos HVS de este fin de semana -y de mi vida- la hice el sábado, después de hacer otro par de vías con Alex S como compañero de cordada. Fue Overhanging Wall (HVS 5a; algunos le dan 5b), en una zona que se llama Stanage Plantation. Es una vía muy interesante, con un paso particularmente difícil al llegar al final de una placa que se une a un techo con una fisura horizontal.Al llegar allí, se debe travesear hacia la derecha para evitar el techo, pero para iniciar la travesía hay un delicado movimiento con pocos pies para alcanzar tomas buenas en la fisura, que están un par de metros hacia la derecha.

Me equivoqué en la secuencia, me fui muy hacia la izquierda, y tuve que recular, poner más protección para darme confianza, pensar (algo que se ve que no había hecho bien antes) y meterle decisión. Al final, como suele suceder, una vez completado el paso pareció más sencillo de lo que se esperaba. La travesía hacia la derecha luego es es fácil. Y hay una nueva -pequeña- dificultad al salir del techo y encarar una pared vertical con buenas tomas. La pared en sí es fácil hasta terminar la vía. Así fue Overhanging Wall, mi primer HVS. Había superado un límite mental.

Tody’s Wall

El segundo, y probablemente el mejor de los dos, lo hice el domingo, con Stephen como compañero de cuerda. Fue Tody’s Wall (HVS 5a), en Froggatt Edge. La verdad es que me resultó más difícil que Overhanging Wall, y tuve que descansar en dos ocasiones. La vía es preciosa y variada.Arranca con un par de metros de pared vertical hasta que se llega a un bloque, sobre el que hay que montarse (esto fue lo que más me costó, y el primer lugar donde descansé sobre la protección).

Una vez sobre el bloque se termina con la cara a la altura de una fisura no muy buena, que remata un techo, y que se puede proteger con un par de friends. También descansé ahí, porque el paso es bastante gimnástico, pero súper seguro, porque la protección está a la altura de la cintura en el momento crucial, cuando se pone la pierna derecha sobre una saliente a la altura de la cabeza, se toma un pequeño bloquecito no muy positivo en el lado de arriba del techo con la mano derecha, y se usa la izquierda sobre la base de la fisura para subir el cuerpo a la placa que sigue al techo.

La placa, de unos 4 metros, se hace sin protección extra (no hay donde poner). Pero es muy fácil. La vía termina con una fisura preciosa y fácil de proteger, de unos 3 metros (no fue la única fisura del fin de semana, lo que llevó a consabidos resultados). Excelente vía, completísima, y una gran experiencia para rematar mi primer contacto con las HVS.

Menos es más

Aunque en las dos vías descansé en los seguros me siento realizado, porque vencí miedos y dificultades y logré completarlas. Un gran fin de semana. Un fin de semana de progreso, en el que además de esas dos vías escalé, de primero o segundo, otras ocho. Todas muy divertidas.

Y a eso se suma algo que por ahora es solo una sensación, pero que cada vez me parece más cierto y concreto, además de paradógico: cuanto más difíciles las vías, más claras son las secuencias y más difícil es perderse o hacer pasos equivocados. Eso, simplemente, por la falta de opciones: o encontrás la toma que es o no hay nada. Un claro caso de “menos es más”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s