¡Adiós 2010! ¿Fin de una era?

Se va 2010 y alguien ayer me decía que es el fin de una era. Y no me pregunten por qué, pero lo entendí. Y no por una cosa puntual. Ni global ni personal, ni general ni particular.

Pero sí me da la sensación de que se cierra un ciclo histórico y se abre otro. Tal vez sea sólo a nivel global, geopolítico y en el mercado de los lácteos, ponele. O tal vez sea exclusivamente personal. Y sea bien chiquito, como que deje de usar una bici con cambios y me pase a una fixie…

Pinta, igual, que afecta a otros, con lo cual no parece que vaya a ser algo estrictamente personal; porque me lo dijo otro, en frente de varios, y todos asentimos.

¿Hay o no cambio de era, entonces? Y si hay, ¿de verdad se da cuando se pasa de un año a otro? ¿O es el cierre de un ciclo de transformaciones que viene pasando hace rato? ¿O el inicio?

Bueh, en cualquier caso: ¡Feliz 2011!

Placebo effect works even if patients know they’re getting a sham drug | Science | guardian.co.uk

Patients can benefit from being treated with sham drugs even if they are told they contain no active ingredient, scientists have found. The finding suggests that the placebo effect could work without the need for any deception on the part of the doctor, as had been previously thought.

¿Cómo podría Santa Claus entregar todos los regalos en Nochebuena? – BBC Mundo

Partamos de la base de que Santa Claus existe. Así, sin mucho pensarlo, para meternos en este juego mental.

Simpático y jocoso, este personaje tiene una de las tareas más difíciles de la historia: repartir regalos entre los niños del mundo en una sola noche.

Si tenemos en cuenta que, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), hay alrededor de 2.000 millones de menores de 18 años en el planeta, y que casi todos se portaron bien, ¿cómo puede este hombre ya entrado en años y algo gordito realizar tal hazaña?

Roger Highfield, autor de La física de Navidad, calculó que, en la noche del 24 de diciembre, Santa tiene que hacer casi 850 millones de paradas y para ello, si viaja en sentido opuesto al de la rotación de la Tierra, contaría con otras 24 horas para cumplir con su misión.

Pero, aún así, el tiempo sigue siendo extremadamente corto para semejante empresa.

La clave está en la velocidad con la que Santa tiene que viajar.

Sigan leyendo, por favor, en el link a BBC Mundo, porque esta nota es espectacularmente divertida.

Toby Ord: Why I’m giving £1m to charity – BBC News

Toby Ord is a university researcher earning not much more than the average salary. So why is he giving away £1m over his lifetime to help address global poverty?

When Facebook founder and billionaire Mark Zuckerberg pledged to give away most of his wealth during his lifetime, some British commentators bemoaned the lack of philanthropy on this side of the Atlantic.

But an academic at Oxford University is living off little more than £300 a month in an act of charity-giving that is arguably more impressive than those of Zuckerberg, Gates, Buffett and co.

Toby Ord, 31, has in the past year given more than a third of his earnings, £10,000, to charities working in the poorest countries. He also gave away £15,000 of savings, as the start of his pledge to give away £1m over his lifetime.

It’s not about the bike – BBC News

It’s a no-brainer. Cycling is good for you. It keeps you fit, gets you out in the fresh air and is kind to the environment.

Cycling to work is more popular than ever, because it’s an easy way of fitting exercise into the daily routine and it doubles as transport.

According to the government, “regular exercise like cycling halves your chances of suffering from heart disease, and helps to prevent strokes, diabetes, and some kinds of cancer.

“Your blood pressure and resting heart rate will be lower, and you’ll feel more awake and less stressed.”

And it can save a fortune. Or can it?

Escalada: los humildes

Hay mucho y muy bueno escrito por grandes escaladores y montañistas, que se comen vías 8a o más difíciles (ya explicaré en simple la graduación de dificultades de las vías en escalada, háganme acordar) y corren arriba y abajo de los clásicos alpinos y los más duros picos de los Himalayas.

Pero también estamos, humildes, nosotros. Los que con nuestras limitaciones lo disfrutamos enormemente.

En definitiva esta actividad tiene mucho de eso, de manejarse en torno a los límites, conocerlos y saber cómo hacer para poder superarlos.

Ueli Steck tiene el listón altísimo: a él le toca tratar de hacer la pared norte del Eiger en menos de 3 horas para sentir que supera una barrera (el Eiger es una histórica montaña en los Alpes suizos, traicionera y venerada por cuaquier alpinista). A Adam Ondra no le pongas una vía deportiva de menos de 7c porque se te queda dormido de aburrimiento y se cae. A Andy Kirkpatrick lo pone en movimiento ir a sufrir en solitario un ascenso en artificial de días en El Capitan. Si no, no le alcanza. Leo Houlding, por ejemplo, se puso el límite bien bien altito también, cuando se fue con un equipo a escalar el Monte Asgard en una región perdida de Canadá.

Lo mio es más modesto. Muuucho más modesto. Pero la adrenalina me circula igual. Entonces me sirve, me alimenta y me alegra. Yo estoy bien si logro subir una vía II o III en Escocia (todavía no lo he hecho), logro completar una mini-épica alpina que tal vez apenas si involucra alguito de ecalada o si logro equipar un 6a o 6a+.

E igual creo que estas mini historias tienen derecho de ser contadas. A que somos un montón que estamos más o menos viviendo la montaña y la escalda de esta forma, ¿no?

Bueno, eso. Era para contar por qué escribo estos posts sobre montañismo y escalada, por qué me siento con derecho. Listo.

Woman dials 999 to report snowman theft in Kent – BBC News

A woman who dialled 999 to report the theft of a snowman from outside her home has been branded “completely irresponsible” by Kent Police.

The force said the woman, from Chatham, thought the incident required their involvement because she used pound coins for eyes and teaspoons for arms.

During the call the woman said: “It ain’t a nice road but you don’t expect someone to nick your snowman.”