Una de héroes…

Acabo de terminar de leer The beckoning silence, de Joe Simpson (el
mismo montañista que escribió Touching the Void), en una seguidilla de
lecturas de montaña, que puso en mis manos también Conquistadors of
the useless, de Lionel Terray e Into thin air, the Jon Krakauer. Todos
los libros tienen mucho en común, por la temática, por supuesto.

Hay elementos narrativos compartidos, hay muchos nombres repetidos, de
lugares y de personas. Y en todos los casos, algunas de esas personas
son héroes. Los grandes héroes de los narradores, hombres que han
logrado las más grandes hazañas en la historia de las montañas. Para
Simpson uno de ellos es Andreas Heckmair, posiblemente el más fuerte
del grupo que consiguió completar la primera ascención a la cara norte del Eiger,
una épica del montañismo.

En The beckoning silence, Simpson canta las lógicas loas a este
hombre, y cuenta cómo en su propio intento al Eiger, antes de comenzar
la escalada, fue presentado a Heckmair. Dedica muchas palabras a
narrar su emoción y respeto, todo lo que le provocó el encuentro. Pero
antes de terminar el capítulo, en el ante último párrafo, cita a su
compañero de cordada, Ray Delaney, quien reflexiona sobre el encuentro
con Heckmair: “‘Sabes’, agregó Ray pensativo, ‘no todos los días uno
conoce a alguien que ha tenido una audiencia personal con Hitler'”. Yo
me quedé boquiabierto al leer esto. No fui el único.

Simpson termina el capítulo así: “Me quedé boquiabierto, mirándolo. De
repente la historia de este hombre fue puesta en intensa perspectiva”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s